El fenómeno de las FM especializadas

Hasta no hace mucho tiempo, las emisoras radiales de frecuencia modulada, más conocidas como FM, constituían un grupo homogéneo de propuestas en lo referente a la música difundida.

Paradójicamente, esta época de gran homogeneidad estaba estrechamente relacionada con la heterogeneidad de sus propietarios y una oferta publicitaria limitada.

La guerra por la publicidad

Hasta los años noventa, las radios competían ferozmente por poseer parte de la limitada oferta publicitaria, único sustento económico posible de estas emisoras.

Es difícil recordar hoy, en plena época de Internet e información digital, lo diferente que era la batalla por la publicidad en aquellos días. Actualmente las radios pueden apoyarse en sus versiones online y pueden acoger publicidades de sitios web de apuestas o casinos online, que aprovechan su amplia llegada al público para promocionar sus productos.

Sin embargo, la realidad era muy diferente en aquel momento. Entonces comenzó el proceso de adquisición de emisoras por parte de unos pocos grupos de medios. Este es un fenómeno que sucedió en casi todo el mundo durante la década de 1990, y el Perú no fue la excepción. En territorio peruano, las dos cadenas que absorbieron más radios FM fueron los grupos privados RPP y CRP.

Consolidación y especialización

La consiguiente concentración previa a la creciente digitalización de los medios se vio seguida de una cada vez mayor especialización de las ofertas ofrecidas por las radios. Esto se vio sobre todo en el caso de la música, donde cada una de las cadenas posee emisoras dedicadas a géneros específicos y enfocadas a ciertos tipos de audiencia.

La situación actual no parece mostrar signos de cambiar, al menos en el corto plazo. Lo que sí está apareciendo es una creciente ola de radios que operan exclusivamente en la red, que en muchos casos vienen a reemplazar a las viejas FM clandestinas. Nadie sabe a ciencia cierta hacia dónde se dirigirá el mercado de la publicidad radiofónica en el futuro.