Las legendarias radios de rock “piratas” británicas

La historia de la radiodifusión clandestina o “pirata” es tan antigua como la radio misma. Durante décadas, las radios clandestinas han sido usadas para la difusión de música contracultural, para la promoción de causas políticas, para la circulación de información en épocas y lugares regidos por gobiernos dictatoriales, y un largo etcétera.

Una de las historias más famosas en la tradición de la radiodifusión clandestina es la de las míticas radios piratas de la década de 1960 en Gran Bretaña. Extendidas en una época de grandes cambios culturales como lo fue aquella turbulenta década en todo el mundo, la historia de las radios piratas británicas fue incluso llevada al cine, y está siendo reexaminada hoy en día, en plena época de las emisoras digitales.

Nacimiento y auge de las radios piratas en Gran Bretaña

Las radios piratas británicas nacieron, en gran medida, siguiendo el ejemplo de algunas de las radios clandestinas que las precedieron, como la legendaria Radio Luxemburgo o las muchas radios piratas contraculturales de los Estados Unidos y Latinoamérica.

Estas emisoras estaban generalmente apostadas en barcos o en viejas estaciones navales en desuso. Al operar desde afuera de la jurisdicción británica, estas radios no eran técnicamente ilegales, sino que más bien aprovechaban el vacío legal que existía en la legislación correspondiente.

La gran mayoría de ellas nació a comienzos de la década de 1960 con la expansión de la cultura del rock and roll y la nueva música pop. Durante buena parte de la década, estas radios cubrieron la brecha existente entre la anticuada programación de la BBC, la radio oficial británica, y la creciente demanda de la juventud, que exigía música y contenido acordes a la época.

En el año 1967 desapareció el vacío legal que permitía la existencia de radios marítimas y la mayoría de éstas desaparecieron. Sin embargo, al mismo tiempo muchas nacerían en las grandes ciudades durante las décadas siguientes, cumpliendo un rol cada vez más político.